16.12.09

¿Pero qué narices nos pasa?

Muy buenas tardes a todos y todas; llevo tiempo queriendo comentar algo que me produjo una efervescente indignación al presenciarlo y que me hizo preguntarme un montón de cosas a cerca de la condición humana y las muestras constantes de ignorancia supina o egoísta conciencia de la misma.
Voy a aprovechar ahora que Alf no me permite la entrada a la plataforma para escribir esto que llevo tiempo queriendo compartir con vosotros y vosotras.
El viernes pasado operaron a mi madre, por fin llegó la operación (nada grave) que tanto tiempo llevaba esperando y como resumen os diré que es como si le hubieran quitado cinco años de encima... no, no... no se trata de un rejuvenecimiento, es simplemente que ahora ya puede andar sin dolor... en fin... a lo que nos interesa...

Como tenía que guardar reposo me quedé a dormir con ella en su casa y por la noche nos pusimos a ver uno de esos programas que tanto le gustan a ella. El programa en cuestión era DEC (Dónde Estás Corazón... toma ya...). Intentaré ser clara y concisa.
Las invitadas eran Barbara Rey e hija que iban a hablar de no se llegó a saber qué; el presentador (que no se llama Ken pero lo parece) les acabó sorprendiendo con unas imágenes de Angel Cristo agrediendo a su actual pareja en el circo en el que trabajan. No pude ver todas las imágenes, ni falta que me hizo, porque la indignación me hizo levantarme e irme a leer un rato.
El caso es que "personas muy cercanas a Angel Cristo", según Ken, habían estado grabando esas imágenes... pero no sólo en un día o momento puntual, sino que eran de días distintos y agresiones distintas.
Los autores/as del vídeo, se limitaron a grabar las imágenes sin parar las agresiones y luego decidieron que, según Ken, mandarlas a la tele (a un programa como es este) era una buena forma de intentar parar una situación como aquella.... y yo me pregunto...
¿No habrá tenido más peso el dinero que habrán dado por esas imágenes que el hecho de intentar poner fin a esa situación?
¿Qué narices es lo que nos hace pensar entonces, que es mejor grabar una agresión con el móvil y luego enviar esas imágenes a la tele, que intervenir directamente o denunciarlo en una comisaría?
¿Qué necesidad tiene una mujer agredida de seguir viendo las agresiones actuales del que la maltrató?
Creo que no hacemos más que llenar nuestro propio tejado de piedras y que como futuros educadores sociales que vamos a ser... queda mucho, mucho, mucho por hacer... esto es tan sólo lo que concierne al ámbito de la violencia de género, cómo se aborda este tema en los medios de comunicación en concreto, en la sociedad en general y su implicación con la educación.
Lanzo las anteriores preguntas porque me interesa saber vuestra opinión ante una situación así.
Como siempre, ha sido un placer.
Hasta pronto

4 comentarios:

Esperanza dijo...

Aunque este apartado es para comentarios, mi comentarios...
Sin comentarios!
uf, en fin, si que hay mucho trabajo por hacer.
Un saludo
Esperanza

Anónimo dijo...

Eunon!
Aunq comentando el tema (Ken&Barbies de la TV) estemos, en cierta forma, alimentando al monstruo... Gastronómicamente emparejándolo, yo lo situo en el ámbito del McDonald´s, y creo q ya nos entendemos, no consumo y cuando lo haya hecho es habiendo agotado antes el resto de opciones.. Yo me planteo, cuál es el público con$umidor de esta comida rápida? (y basura?) qué buscan? qué reciben? y ahí destacar la pregunta, cuál debe ser la "carta", el "menú" de los medios de comuni-ca(ca)-ción? teniendo en cuenta todos los públicos, con sus diferentes estados de ánimo y gustos? es lícita la intervención estatal? es lícito este Estado? en fin, soy un mar de dudas...
Consuman con cabeza, q luego viene la factura...

B. dijo...

Hola Esperanza, hola misterioso anónimo... muchas gracias por vuestros comentarios.
Esperanza, la verdad que yo también me quedé sin comentarios hasta que pude reflexionar un poco.
Misterioso anónimo, permíteme que te llame Billy...por ejemplo ;)
desde luego que creo que el público que consume este tipo de programas recibe lo que busca (además creo que la dosis, por lo que ví el otro día, cada vez tiene que ser mayor), lo que no quiero pensar en la intervención del estado en este sentido, que bastante politizados están los medios.
Sendos besos.
Y por favor, volved cuando queráis o Don Tiempo os dé un respiro.

Maravillas dijo...

Qué vergüenza! A ver cuándo nos damos cuenta que con dinero no se compra todo. Pobrecitos de aquellos que se lo creen... Qué razón tienes B., hay mucho, pero mucho por hacer. Hay que tener cuidado con los mensajes dirigidos a las masas, no todo vale, no todo se compra, y si no, tiempo al tiempo...
Un saludo y enhorabuena.